Cuatro a cinco años

¿Qué debe ser capaz de hacer el niño?

Oyendo y comprendiendo Hablando

4-5 años

  • Presta atención a cuentos cortos y contesta preguntas simples sobre los mismos.
  • Escucha y entiende la mayor parte de lo que se habla en la casa y en la escuela.
 

 

4-5 años

  • La voz del niño suena tan clara como la de los demás niños. 
  • Usa oraciones muy detalladas, como por ejemplo: "Tengo dos pelotas rojas en la casa." 
  • Narra cuentos ateniéndose al tema. 
  • Se comunica con facilidad con los demás niños y con los adultos. 
  • Usa muchos sonidos correctamente, a excepción de unos pocos como g, f, s, r, l, ch. 
  • Usa la misma gramática que el resto de la familia. 
 

 

¿Cómo puedo ayudar?

 

  • Hablen sobre los conceptos de las relaciones espaciales (primero, medio, último; derecha, izquierda) y de los opuestos (arriba y abajo, grande y pequeño).
  • Presente descripciones o pistas y pida al niño que identifique lo descrito.
  • Practiquen la creación y clasificación de categorías (frutas, muebles, formas geométricas).
  • Siga las instrucciones del niño a medida que éste le explique como hacer algo.
  • Preste completa atención al niño cuando esté hablando, y reconozca, aliente y alabe sus esfuerzos. Antes de dirigirse al niño, asegúrese de que le esté prestando total atención. Haga una pausa después de hablar para permitirle responder a lo que usted le haya dicho.
  • Ayude al niño a expandir su vocabulario. Presente definiciones para nuevas palabras y úselas en el contexto apropiado: "Este vehículo va por la autopista. Es un auto. El ómnibus es otro tipo de vehículo. El tren y el avión son también vehículos."
  • Anime al niño a pedir explicación si no entiende el significado de una palabra.
  • Indique cosas que sean iguales o diferentes. Juegue con el niño incorporando estos conceptos que escuchará más tarde en la escuela al preparase para la lectura.
  • Clasifiquen en categorías. Luego traten de clasificar los objetos utilizando diferencias más sutiles (ej., rocas que son lisas y rocas que son ásperas, pesadas y livianas, grandes y pequeñas). Una vez más, pida al niño que identifique el objeto que no pertenezca a una categoría dada, pero esta vez pídale que explique por qué no pertenece a dicha categoría.
  • Ayude al niño a expandir sus destrezas de comunicación social y de narración (contar cuentos) al representar distintos personajes y situaciones. Jueguen a las casitas, al médico y a la tienda usando el diálogo, los accesorios y los disfraces apropiados a la situación. Hagan lo mismo con una casa de muñecas y sus accesorios, imitando distintas escenas de la vida diaria y haciendo hablar a las muñecas.
  • Lean cuentos con tramas sencillas. Ayude al niño a predecir lo que pasará a continuación en el cuento. Hagan representaciones y teatros de títeres ilustrando los cuentos. Pida al niño que dibuje una escena del cuento, o su parte favorita. Pueden hacer lo mismo con videos y programas de televisión, ya que también tienen argumento. Pregunte "quién, qué, cuándo, dónde y por qué" y preste atención a las respuestas.
  • Ayude al niño a expandir sus destrezas de comprensión y expresión del lenguaje jugando a "Veo, veo":" Veo algo redondo en la pared que se usa para decir la hora." Después que el niño adivine lo que haya descrito, pídale que proporcione pistas sobre algo que él vea para que usted pueda adivinar.
  • Dé al niño instrucciones de dos pasos (ej., "Busca tus zapatos y póntelos"). Anímelo a explicar cómo ha hecho algo. Por ejemplo, pídale que explique cómo ha hecho una estructura con bloques "Lego". Cuando jueguen al médico, pídale que explique cómo ha hecho el chequeo del bebé. Ilustre y escriba lo que el niño vaya contando. Así, éste pronto comprenderá el impacto de la narración y de la escritura.
  • Jueguen juegos de mesa apropiados a la edad del niño, como "Candyland" o "Chutes and Ladders".
  • Comente las actividades diarias con el niño y pídale que le ayude a planificarlas. Por ejemplo, pídale que haga una lista para el mercado, o que le ayude a planificar su fiesta de cumpleaños.  Pregúntele su opinión: "¿Qué crees que debemos comprarle a tu primo para su cumpleaños?, ¿Qué frutas compramos en el mercado?". 

Por cortesía del American Speech-Language Hearing Association ©2012