Estrategias para niños con pérdida de audición

Escrito por Eric Mann

Julia nació en febrero de 2006 con una pérdida de audición profunda en ambos oídos. Después de muchas pruebas, mi esposa, Jeanne, y yo tuvimos que decidir entre enseñarle a nuestra hija a comunicarse oralmente o por medio del lenguaje de señas. Decidimos que lo mejor sería que nuestra hija fuera capaz de escuchar y hablar, entonces empezamos el proceso de determinar qué hacía falta para hacer lo realidad.  The Mann Family - Jeanne, Julia, Raleigh and Eric.

Jeanne y yo nos preparamos para ayudar a Julia, quien tenía 3 años, en la cirugía de su segundo implante coclear, transformándose así en una persona con un implante bilateral. Es por esto que repasamos los consejos y estrategias que hemos aprendido a lo largo del tiempo para tener éxito en la crianza de un niño con pérdida de audición. 

Detección temprana e intervención constante 

Cuando descubrimos por primera vez que nuestra hija tenía pérdida de audición, atravesamos rápidamente por el "periodo de duelo" y empezamos a buscar formas de ayudarla. Hicimos cientos de pruebas que al final terminaron diciendo exactamente lo mismo que sabíamos días después de que nació nuestra hija… que no podía oír. Familiarizarnos con el tema tan rápido como fue posible y mantener la concentración en lo que era importante fue esencial para preparar a nuestra hija a usar la comunicación oral con éxito. 

Audífonos 

El primer paso que dimos hacia la comunicación oral fue probar el uso de audífonos por un periodo de tiempo. Julia tenía 8 meses cuando comenzó las pruebas de audífonos y no le gustaba llevarlos. Se los sacaba constantemente y nos los tiraba, o a veces la descubrimos masticándolos como si fueran su chupete. Jeanne y yo descubrimos que los siguientes consejos nos ayudaron a pasar por este periodo cuando se trató de un infante con audífonos. 

  • Cambie la percepción de los audífonos para su hijo. Por ejemplo, moldes de colores interesantes, adornos y modelos llamativos y clips para la camisa mostraron que el audífono puede ser un accesorio útil en vez de un dispositivo aburrido del color neutro que Julia tenía que llevar. 
  • Ayúdele a su hijo a que se acostumbre a llevar los audífonos. Cuando se trata de niños que tiran de los audífonos, trate de encontrar una gorra de lana floja. La gorra permite que los audífonos permanezcan en su lugar y funcionen de forma correcta, ademas desvían la atención de su hijo. 
  • Celebre éxitos pequeños. Intente que su hijo lleve los audífonos todo el tiempo pero también reconozca que no siempre quiere. 
  • Hable con su hijo sin parar. Si le habla, querrá escucharle y comenzará a llevar los audífonos con más frecuencia. 
  • Esté preparado para cualquier cosa. Fije los audífonos a un clip y engánchelos por detrás de la ropa. Esto asegura que no se pierdan si se caen. Tenga pilas y cables adicionales cuando salga de la casa. Nunca se sabe lo que les puede pasar a los audífonos. 
  • Pida ayuda. El hermano mayor de Julia, Raleigh, dio una tremenda ayuda en hacer que su hermana llevara los audífonos. Le hablaba todo el tiempo y se aseguraba que no se los sacara cuando estaban en el automovil. Julia le respondía mejor a su hermano que a nosotros. 
  • Desvíe la atención de los audífonos. Cuando estén en el auto, dele a su hijo algo divertido que hacer. Cuando Julia estaba aburrida, le gustaba sacarse los audífonos y masticarlos, entonces era importante darle una alternativa divertida. 

Implantescocleares 

Julia Mann and her brother Raleigh.

Después de probar los audífonos por un periodo, nuestro audiólogo llegó a la conclusión que Julia no se beneficiaba suficientemente con sólo el uso de los audífonos. Fue en este momento cuando Jeanne y yo nos decidimos por la cirugía de implantes cocleares. Cuando se activó el primer implante, Julia se asustó con los sonidos desconocidos. Dividimos en periodos cortos el tiempo que Julia escuchaba mediante el implante para acostumbrarle al nuevo dispositivo. A medida que se acostumbraba,se alargaba el tiempo que escuchaba con el implante. Los siguientes consejos nos ayudaron a hacer la transición con Julia al implante coclear. 

  • Elija ropa adecuada. Julia comenzó con un procesador de cuerpo. Descubrimos que los enteritos para bebes que tienen un bolsillo pequeño en el costado hicieron que fuera más cómodo llevar este dispositivo. 
  • Repito, esté preparado para cualquier cosa. Como los audífonos, use un clip para fijar el procesador de sonidos a la camisa o la ropa de su hijo y asegure que tenga repuestos en cada momento. 
  • Cambie la percepción del procesador de sonido para su hijo. Cuando Julia era un poco mayor, cambiamos al procesador de sonido retroauricular. Usamos cinta adhesiva para pelucas para mantener el dispositivo en su lugar y asegurar que funcionara bien. 
  • Trabaje en estrecha colaboración con el audiólogo de su hijo y el centro de implantes cocleares. Su audiólogo tiene experiencia trabajando con varios niños y usted tiene más experiencia con su hijo -entre los dos pueden encontrar buenas soluciones a cualquier problema que surja. 

Las próximas fases 

A medida que crezca Julia y empiece con la escuela, seguiremos buscando nuevas y mejores maneras de ayudarle a tener éxito. Hemos tenido la suerte de tener un distrito escolar comprometido, una familia que se encuentra realmente interesada en los temas de audición de su hija, doctores, audiólogos y profesionales maravillosos que han sido un recurso tremendo en cada paso del camino. Si es posible, trate de conocer a otros padres que tienen niños con pérdida de audición para compartir consejos e historias.