Intervención Temprana

La intervención temprana se refiere a programas educativos y/o terapéuticos diseñados para niños de 0 a 3 años y sus familias.  Cuanto más rápido un niño recibe servicios para tratar los efectos de pérdida auditiva, más tiempo hay para efectuar resultados positivos con respecto a su aprendizaje. También es un término que frecuentemente usan profesionales de educación y la salud que trabajan con niños con pérdida de audición.

En términos simples, el cerebro infantil está programado para desarrollar habilidades lingüísticas básicas durante los primeros 6 años de vida, y los primeros tres de ellos son los más críticos. Después de los 6 años, se hace cada vez más difícil para que el cerebro humano desarrolle las habilidades del habla y el lenguaje. 

Cualquier grado de pérdida auditiva puede generar obstáculos, especialmente en el ámbito educativo. Un niño con una perdidade audición, leve o moderada, no tratada ni detectada, tiene más probabilidades de repetir un año escolar que un niño con la audición normal. 

Por lo tanto, las familias que quieren que sus hijos con pérdida de audición aprendan a comunicarse oralmente deben comprender que los mismos necesitarán algún tipo de intervención educativa, y actuar en consecuencia en cuanto se presenten síntomas. Cuánto más temprano el niño recibe servicios de intervención, menos tiempo se pierde para desarrollar la comunicación oral.

Hay varios tipos de intervención temprana, incluso la instalación de audífonos o implantes cocleares, sesiones de orientación y apoyo para los padres y la enseñanza de métodos que pueden utilizar para desarrollar el lenguaje de sus hijos.

Muchos estados ofrecen programas familiares de intervención temprana a través del sistema escolar local para niños con discapacidades hasta los 3 años. De acuerdo con legislación federal, estos programas son gratuitos. Además de programas escolares, es posible que haya programas familiares privados para niños con pérdida de audición en su zona.

Los programas de intervención temprana varían según la zona, pero usted debería entender los aspectos básicos de ellos para saber pedir los servicios que necesita su hijo.