Implantes cocleares

Si su hijo tiene una pérdida de audición severa o profunda en ambos oídos, es posible que los audífonos tradicionales no sean suficientes para comprender el habla. Afortunadamente, existe la tecnología capaz de ayudar a personas con pérdidas de audición profundas a obtener la audición parcial -los implantes cocleares. Desde los años 70, los implantes cocleares han ayudado a miles de personas a percibir el sonido y comprender el lenguaje hablado.

La audición funciona del siguiente modo: dentro del oído interno, la cóclea y el nervio auditivo trabajan conjuntamente para convertir ondas sonoras que entran al oído en impulsos eléctricos, los cuales se transmiten al cerebro a través del nervio auditivo donde son percibidos como el sonido. Si se daña cualquier parte de este complicado sistema, se produce una pérdida de audición. Un implante coclear remeda este sistema empleando dispositivos auditivos para saltar las áreas dañadas. ¿Cuál es el resultado? Las personas que usan implantes cocleares pueden mejorar sus capacidades en las áreas de percepción sonora, reconocimiento de sonidos del entorno, lectura labio-facial, producción del lenguaje y comprensión de éste sin la lectura labio-facial.  

Cómo funcionan los implantes cocleares

Hace décadas que los implantes cocleares ayudan a personas con pérdidas de audición severas y profundas. Es un hito increíble en la tecnología, ¿pero cómo funciona exactamente? Un implante coclear hace más que amplificar el sonido (como hacen los audífonos tradicionales). Es un sistema electrónico complicado que sortea las áreas dañadas del oído interno y envía señales eléctricas al cerebro lo cual los interpreta como sonidos.

Hay dos estilos de procesadores de sonido: retroauricular (BTE) y corporal. Los procesadores BTE se parecen al audífono retroauricular y se llevan de igual modo: detrás del oído. Los procesadores corporales actuales son más pequeños y se pueden enganchar a una camisa o una cola de caballo. El mejor estilo para su hijo depende de su nivel de actividad. Consulte con su audiólogo para aprender más de los diferentes estilos y las opciones para niños pequeños.

Procesador de sonido

El micrófono del implante coclear capta el sonido. El procesador de sonido filtra y prioriza el sonido selectivamente, dando mayor prioridad a las señales de habla. Después, el procesador de sonido divide las señales entre diferentes canales donde se envían en forma de impulsos eléctricos al transmisor mediante un cable que conecta los dos componentes.

Transmisor

Los sonidos ya han sido procesados y codificados. El próximo paso es enviarlos al transmisor. El transmisor se sitúa encima de la piel y envía los sonidos codificados a los componentes internos del implante coclear. ¿Cómo se mantiene el transmisor en su lugar, se preguntará? De hecho, la respuesta es sencilla: a través de imanes. El transmisor se mantiene en su lugar mediante el uso de dos imanes que forman parte de los componentes internos y el receptor-estimulador.

Componentes internos

Una de las razones más destacadas por la que los implantes cocleares se distinguen de los audífonos tradicionales es que una parte del sistema se implanta quirúrgicamente en el oído interno. Echémosle una vista a sus componentes internos.

Receptor-estimulador

El imán forma parte del receptor-estimulador, el cual se inserta quirúrgicamente debajo de la piel y detrás del oído. Además, el receptor-estimulador cumple otra tarea importante –recibe los códigos del transmisor y los convierte en señales eléctricas que el cerebro puede interpretar.

Electrodos

Las señales eléctricas han sido procesadas y están listas para ser enviadas al cerebro. Los contactos eléctricos, conocidos colectivamente como electrodos, transportan las señales del receptor al nervio auditivo. Los electrodos efectúan impulsos eléctricos pequeños pero muy precisos en las células pilosas del nervio auditivo que conectan el oído interno y el cerebro. El cerebro reconoce los impulsos como sonidos. Este proceso entero ocurre rápidamente y el usuario del implante coclear no siente prácticamente ninguna demora en su recepción del sonido.

Fabricantes de implantes cocleares

También es importante saber que hay tres fabricantes de implantes cocleares que la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense ha aprobado para vender en los Estados Unidos: Advanced Bionics, Cochlear Americas, y MED-EL Corporation.

Un implante coclear funciona de la siguiente manera:
  • El micrófono capta el sonido
  • La energía contenida en las señales sonoras recogidas por el micrófono es convertida en impulsos eléctricos, los cuales se envían al procesador de sonido
  • El procesador de sonido selecciona y codifica las porciones más útiles de las señales sonoras
  • Los códigos se envían al transmisor.
  • El transmisor envía los códigos por medio de la piel al receptor-estimulador. 
  • El receptor-estimulador transforma los códigos en señales eléctricas
  • Las señales eléctricas se transmiten a los electrodos, los cuales han sido insertados quirúrgicamente en la cóclea para estimular las células pilosas 
  • Las células pilosas, a su vez, envían dichas señales al cerebro donde éste las interpreta como sonidos

Factores que tienen un efecto en los beneficios del implante coclear

Los implantes cocleares tienen mucho éxito en ayudar a individuos con pérdidas de audición severas y profundas. Sin embargo, hasta los mejores implantes no proporcionan un nivel de audición normal. Además, es difícil predecir el nivel de ayuda que proporcionan. Generalmente, el éxito logrado depende de varios factores, por ejemplo:

  • La edad del individuo cuando recibe el implante
  • La memoria auditiva del lenguaje y los sonidos
  • El periodo de sordera
  • El apoyo recibido para desarrollar habilidades auditivas
  • El método principal de comunicación 
  • El contexto educativo 
  • El periodo de tiempo que el implante está en uso 
  • La calidad del equipamiento

Las investigaciones sugieren que la implantación funciona mejor para niños pequeños, especialmente menores de tres años. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado el uso de implantes cocleares para infantes de tan sólo 12 meses de edad, aunque niños menores han recibido los implantes en casos donde los padres consultaron con profesionales médicos y aprobaron el procedimiento.

Los usuarios de implantes cocleares demuestran una gran variedad de resultados con respecto a su rendimiento, los beneficios de la mayoría de los usuarios incluyen mejores capacidades en las áreas de reconocimiento y producción del lenguaje, la percepción del lenguaje sin usar la lectura labio-facial y mejor percepción y reconocimiento sonoro. Los avances actuales en las tecnologías de implantación han permitido que más niños maximicen los beneficios mencionados y desarrollen la comprensión auditiva y la comunicación oral.